Estás en: Proyectos » Manual para la actividad de poda, tala y desbroce en las zonas de servidumbre de las líneas eléctricas

Manual para la actividad de poda, tala y desbroce en las zonas de servidumbre de las líneas eléctricas

18.06.2013
Cuando las líneas eléctricas atraviesan masas forestales hay que mantener una distancia entre éstas y la vegetación lateral y subyacente, con el fin de evitar problemas en la continuidad del suministro eléctrico y de garantizar la seguridad de las masas arbóreas, evitando incendios.
Estas zonas donde los conductores han de mantenerse a una distancia  de seguridad de la vegetación se conocen con el nombre de calles, y son en gran parte responsables de los efectos negativos que se les suelen imputar a las líneas eléctricas, ya que en ellas se produce un impacto directo sobre la vegetación y el paisaje, e indirecto sobre otros elementos del medio.

Por estas razones, EDP en España ha elaborado un “Manual para la actividad de poda, tala y desbroce en las zonas de servidumbre de las líneas eléctricas” que establece las pautas y directrices de los tratamientos para el control de la vegetación en las calles de sus líneas eléctricas, con el fin de optimizarlos y gestionarlos de una forma eficaz, minimizando el impacto ambiental y paisajístico.

En este trabajo se proponen una serie de tratamientos para a aplicar en las tareas de mantenimiento de la vegetación bajo las líneas; se trata de recomendaciones de actuación cuya aplicación será siempre resultado de un estudio previo de las infraestructuras  a las que se dirigen, y en el que se evaluarán aspectos como la tipología de vegetación forestal, las restricciones ambientales (red hidrográfico, Espacios Naturales Protegidos, Hábitats Prioritarios o de Interés Comunitario, etc) o de otro tipo (culturales, por ejemplo).

Los tratamientos descritos son:

  • Tala de las especies arbóreas de rápido crecimiento
  • Tala de árboles caídos, inclinados o con pudriciones, que crecen bajo la línea o en las zonas laterales
  • Desbroce mecánico del matorral subyacente a las líneas.
  • Poda y tallas de formación en especies arbóreas autóctonas que estén bajo las líneas
  • Poda de ramas de los árboles que crezcan en los laterales de las líneas
  • Si fuera necesario, y previa consulta a los organismos competentes, tratamiento complementario al desbroce con aplicación de herbicidas.

Junto con la descripción de los tratamientos enumerados en el apartado anterior, el Manual recoge medidas para minimizar los impactos en las calles de las líneas en funcionamiento, y que consisten en:

  • Redefinición de la calle, estableciendo un ancho que se acomode a las características de la línea, del terreno y de la formación vegetal de cada tramo
  • Respeto a la vegetación, salvo incompatibilidad por peligro de incendio
  • Corta selectiva de la vegetación
  • Tratamiento programado de la calle, adecuándolo a las especies presentes
  • Tratamiento integral de la calle, complementario del anterior, favoreciendo o plantando especies que sean compatibles con la línea y que permitan mantener una cubierta de vegetación que mitigue el impacto paisajístico.

Categorías

Biodiversidad