Estás en: compromiso ambiental > suelos > Estrategia de control de los suelos y las aguas subterráneas en EDP España

Estrategia de control de los suelos y las aguas subterráneas en EDP España

La protección del suelo y de las aguas subterráneas se integra en la estrategia de protección del medio ambiente de EDP España, a través de campañas periódicas de seguimiento y control en sus principales instalaciones, en las que se han realizado estudios de caracterización del suelo (Informe base) en 2013.

El objetivo del Informe base es tener información sobre el estado de la contaminación del suelo y las aguas subterráneas por sustancias peligrosas relevantes, a fin de hacer la comparación tras el cese definitivo de las actividades, para adecuar el suelo a su uso futuro.


El seguimiento del estado del suelo y de las aguas subterráneas se puede realizar a través de redes de piezómetros junto con medidas preventivas en la explotación de las actividades, tanto estructurales como de gestión:

  1. Medidas estructurales: el correcto estado de las instalaciones supone, en sí mismo, barrera suficiente para prevenir la contaminación de los suelos, con medidas como cubetos de contención fijos y móviles en depósitos y zonas de almacenamiento de productos peligrosos, pavimentos impermeables al tipo de sustancia manejada, redes independientes de recogida de derrames, equipos y materiales para la contención y recogida de derrames (absorbentes específicos para cada tipo de sustancia), etc.

  2. Medidas de gestión: Procedimientos de uso y manejo de sustancias peligrosas, junto a planes de emergencia que incluyan los protocolos de actuación ante fugas y derrames, son las principales herramientas para garantizar la capacidad de respuesta de la organización frente a estos sucesos. La realización de simulacros y la formación continua de los trabajadores redunda en dicha capacidad de respuesta, a lo que se suma la disposición de medios externos de rápida intervención.