Estás en: compromiso ambiental > emisiones atmosféricas

Emisiones atmosféricas

cono

El Cambio Climático, la destrucción de la Capa de Ozono o la Acidificación son problemas globales de los que estamos acostumbrados a oír hablar, y sin embargo, nos parecen lejanos a nuestro día a día.

En cambio, la calidad del aire que respiramos y los problemas para la salud que lleva asociados son un problema real especialmente importante en nuestras ciudades.

Los esfuerzos internacionales para combatir la contaminación atmosférica se remontan a los años 60, y desde entonces, se han hecho grandes esfuerzos para reducir las emisiones contaminantes.

Sin embargo, el desarrollo económico y el bienestar social juegan un papel en contra: los focos cada vez son menos contaminantes pero más numerosos.

 

La acidificación


La industria, los vehículos o las calderas de calefacción emiten a la atmósfera gases contaminantes (óxido de nitrógeno y dióxido de azufre), que combinados con el oxígeno del aire y el vapor de agua se depositan en la superficie terrestre en forma de lluvia ácida.

El Agujero de la Capa de Ozono

La formación de ozono troposférico, perjudicial para la salud, no debe confundirse con la formación de ozono estratosférico que es el que favorece la capa de ozono, esencial para la vida. La prohibición de Sustancias que Agotan la capa de Ozono (SAO) consiguió reducir su destrucción.

El Cambio Climático

Calentamiento artificial de la Tierra, procedente de la combustión de combustibles fósiles (emisiones de CO2) como el metano (CH4), HFC y PFC (utilizados para sustituir las SAO y SF6 (utilizado como dieléctrico y aislante en sistemas de distribución eléctrica).