Estás en: compromiso ambiental > biodiversidad > el valor de la biodiversidad

El valor de la biodiversidad

ciudadPor qué debemos proteger la biodiversidad

La diversidad biológica, comúnmente denominada biodiversidad, es un concepto referido a la variedad de formas de vida presentes sobre la Tierra.

No se trata de sólo de cuantificar las especies de flora y fauna que habitan un ambiente determinado, el concepto de diversidad biológica incluye la red de relaciones que los seres vivos establecen con su territorio y con las condiciones ambientales que los rodean.

Como parte integrante de esta red de relaciones, está el ser humano, que en su evolución ha conseguido alcanzar una gran capacidad de transformación del medio natural.

Durante las últimas décadas la sociedad ha ido tomando conciencia de que el ser humano no es ajeno al porvenir del planeta, mostrándose especialmente sensible ante la continua pérdida de hábitats naturales y el riesgo de extinción que sufren numerosas especies de flora y fauna.

La biodiversidad tiene un valor intrínseco que es preciso proteger. En cierto modo, la naturaleza “no tiene precio”, pero ante todo debemos tener claro que la biodiversidad constituye una reserva de recursos, que a su vez pueden utilizarse para aumentar el potencial económico.

 
Los recursos biológicos son vitales para la supervivencia de la humanidad y para la continuidad del desarrollo social y económico de las naciones.


La importancia de la biodiversidad


Declive de la biodiversidad

En las últimas décadas, la humanidad ha sacado un provecho enorme del desarrollo, que ha enriquecido nuestras vidas. Ahora bien, en gran parte ha llevado consigo un declive tanto de la variedad como de la extensión de los sistemas naturales, es decir, de la biodiversidad.


Consecuencias en el entorno

Esta pérdida de biodiversidad  preocupa porque provoca un declive de los «servicios» que proporcionan los sistemas naturales, y que incluyen la producción de alimentos, combustibles, fibras y medicamentos, la regulación del ciclo del agua, del aire y del clima, el mantenimiento de la fertilidad del suelo y el ciclo de los nutrientes.

Desarrollo sostenible

La preocupación por la biodiversidad radica en su papel en el desarrollo sostenible: sustenta la competitividad, el crecimiento y el empleo y la mejora de nuestras condiciones de vida.

COMPARTIR EN>