EDP y los ODS

EDP y ODS


La adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) supone una transición hacia un nuevo paradigma.

Además de implicaciones en el campo de la política y de las instituciones internacionales, la responsabilidad de su cumplimiento no sólo se restringe a los países, sino también a las empresas y el sector privado, así como a la sociedad en general.

Sólo con el esfuerzo de todas las partes y su participación activa se puede abordar la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Desde hace una década, el desarrollo de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) se extendió rápidamente, introduciéndose en las Políticas y Principios de las empresas, y abordándose desde el punto de vista de la gestión de los riesgos que asume la empresa cuando no tiene en cuenta sus impactos sociales y medioambientales.

Con este enfoque, las prácticas de sostenibilidad de las empresas han tenido escasa repercusión a la hora de reducir los problemas sociales causados por el desempleo, la disminución de los ingresos familiares o los desahucios forzados, por ejemplo.

Con el compromiso adquirido a través de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, las organizaciones deben revisar su estrategia en materia de RSE para que, sin renunciar a la prevención de las conductas irresponsables de la empresa, se involucren en la creación de valor para las comunidades y la sociedad, así como para la propia organización.

En este sentido, EDP ha definido 5 compromisos para contribuir a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Compromisos cambio climático EDP