Estás en: compromiso ambiental > compromiso ambiental

compromiso ambiental

El paulatino agotamiento de recursos, el cambio climático y los hábitos de consumo actuales han provocado un cambio en los objetivos del crecimiento mundial.

La dimensión ambiental promueve la protección de los recursos naturales, potencial básico del desarrollo territorial tanto para el abastecimiento como para la disponibilidad energética, no sólo de la población actual sino también de las generaciones futuras.

Así, se debe tener en cuenta la utilización de recursos renovables de forma que sea posible su recuperación y por tanto su disponibilidad indefinida. 

En el caso de los recursos no renovables, un uso sostenible se refiere a aquél que lo limita a un ritmo que permite la aparición de nuevos sustitutos. De ahí radica la importancia de realizar inversiones ambientales en materia de investigación y desarrollo (innovación).

Los recursos que se deben contemplar al abordar una gestión sostenible son los siguientes: 
aspectos ambientales

Atmósfera

          • Calidad del aire: La quema de combustibles fósiles genera humos que tras su depuración se emiten a la atmósfera (NOx, SO2 y partículas). Las cabinas de la red de inmisión contribuyen al seguimiento de la calidad del aire en el entorno.
          • Cambio climático: Todo proceso de combustión lleva asociado la emisión de gases de efecto invernadero (CO2). Existen otros gases como el metano (CH4) o el hexafluoruro de azufre (SF6) entre otros, utilizado como agente extintor del arco eléctrico, que también contribuyen al calentamiento global (gases de efecto invernadero).

Recursos y materias primas

          • Agua: Los procesos de refrigeración, generación de vapor y turbinado aprovechan el agua de forma no consuntiva y la devuelven al medio sin alterar la calidad del medio receptor. Las aguas pluviales, recogidas en el perímetro de las instalaciones, se tratan para evitar arrastres de aceite proveniente de pequeñas fugas accidentales de equipos y sistemas.
          • Eficiencia energética: La correcta utilización de los equipos puede evitar un derroche innecesario de recursos y materias primas. Para fomentar un mejor aprovechamiento energético y un consumo más eficiente, en la actualidad existe un compromiso legal de abordar en España proyectos de eficiencia energética en función de un determinado porcentaje de las ventas finales de energía.

Protección del entorno

          • Biodiversidad: El diseño, construcción y mantenimiento de instalaciones e infraestructuras debe realizarse teniendo en cuenta la menor afección al medio natural, incluyendo la pérdida de biodiversidad, minimización de riesgos de incendios y averías de los servicios de suministro esencial. 

Toda actividad industrial lleva implícitos estos aspectos ambientales: Ruido, Residuos, Suelos y aguas subterráneas.