Estás en: compromiso económico > ciclo de gas

ciclo de gas

La distribución es una de las etapas del llamado ciclo del gas natural, que comienza con la extracción del gas almacenado en yacimientos (previa identificación de los mismos mediante exploración) y continúa con el tratamiento del gas con objeto de asegurar unos estándares de seguridad y calidad, lo cual contribuye también a facilitar operaciones posteriores de almacenamiento, transporte y distribución.

A ese respecto, hay dos grandes alternativas a la hora de llevar el gas natural desde los yacimientos hasta los lugares de consumo: bien mediante tuberías de gas denominadas gasoductos, bien a muy baja temperatura mediante barcos metaneros o camiones cisterna (en forma de Gas Natural Licuado, GNL). Este segundo procedimiento se emplea cuando el gas debe recorrer grandes distancias (por encima de 3.000 km), y se fundamenta en la reducción de volumen que experimenta cuando pasa a fase líquida. Para su uso final es necesario que el gas recupere sus propiedades originales, lo cual se consigue en plantas de regasificación.


Diagrama ciclo del gas


La red de transporte

La red de transporte es el conjunto de infraestructuras necesarias para conducir el Gas desde un punto de entrada al sistema (Planta de regasificación, Conexión Internacional,…) hasta las redes de Distribución, los Almacenamientos Subterráneos y algunos Grandes Consumidores (Ciclos Combinados). La red de transporte está formada por los siguientes elementos:

  • Gasoductos: tuberías de acero al carbono recubiertas de polietileno, con diámetros entre 200 y 750 mm y tramos de 12 m soldados entre sí.
  • Válvulas: permiten seccionar y aislar tramos de gasoducto por necesidades de operación, mantenimiento o condiciones de seguridad. También se emplean en derivaciones para conexión con otros gasoductos o entrega de gas a las redes de distribución.
  • Estaciones de Regulación y Medida (ERMs): tienen funciones de filtrado, medida y reducción de presión, desde el valor de transporte (80 o 72 bar) al de distribución (16, 10 o 5 bar).
  • Estaciones de Compresión: compensan las pérdidas de presión que experimenta el gas al recorrer grandes distancias. También garantiza una cierta temperatura y calidad del gas.

       Gasoducto     ERM

La red de distribución

La red de distribución es el conjunto de gasoductos con presión máxima de diseño igual o inferior a 16 bar y aquellos otros que con independencia de su presión tengan por objeto conducir el gas a un único consumidor partiendo de un gasoducto de transporte. Consta de:

  • Plantas Satélite de GNL: instalaciones de almacenamiento y regasificación destinadas a suministrar gas natural a consumidores situados en zonas no abastecidas por redes de gas natural canalizado, a través de cisternas que transportan por vía terrestre el GNL desde las plantas de regasificación.
  • Tuberías: generalmente de polietileno, forman la red mallada que suministra a una zona.
  • Válulas: permiten aislar tramos en caso de avería o mantenimiento de la red.
  • Estaciones de Regulación y Medida (ERMs): reducen la presión de la red a la necesaria para el suministro. También desempeñan funciones de filtrado, medida de caudal y control.
  • Acometidas: suministran el gas a los usuarios. Van desde la red hasta la llave de acometida.
  • Instalaciones Receptoras de Gas (IRGs): constan de una parte común (IRC) y una parte individual (IRI). La primera comienza la acometida y permite el suministro a varios clientes de una misma finca. La segunda parte de la instalación común y llega hasta los aparatos de utilización.

      Planta satélite    Contadores gas

Para conocer más sobre la actividad del negocio de distribución de gas de EDP Naturgas Energia, pulsa aquí.