Estás en: compromiso ambiental > biodiversidad

Biodiversidad

“Todas las manifestaciones de la vida”


La diversidad biológica o biodiversidad, es un concepto referido a la variedad de formas de vida presentes sobre la Tierra. Además de la cantidad de especies de flora y fauna que habitan un ambiente determinado, el concepto de diversidad biológica incluye la red de relaciones que los seres vivos establecen en su territorio y con las condiciones ambientales que le rodean.

Durante las últimas décadas la sociedad ha ido tomando conciencia de que el ser humano no es ajeno al porvenir del planeta, mostrándose especialmente sensible ante la continua pérdida de hábitats naturales y el riesgo de extinción que sufren  numerosas especies de flora y fauna. Se impone por tanto, para todos los sectores de la sociedad, el reto de seguir mejorando la calidad de vida de la población sin que ello suponga un deterioro de la diversidad biológica.

Es importante conservar los ecosistemas naturales dado que aportan al ser humano la totalidad de los recursos naturales que precisa el funcionamiento de su complejo entramado social y económico. El estudio realizado a nivel internacional conocido por “Evaluación de los Ecosistemas del Milenio” explica las consecuencias de los cambios en los ecosistemas para el bienestar humano ya que éstos nos proporcionan los bienes y servicios de los que depende la sociedad, los llamados servicios de los ecosistemas.



Tipos de biodiversidad


  • Diversidad Genética: se refiere a la variedad de genes dentro de una misma especie y que permite a las poblaciones enfrentarse a la selección natural, evolucionar y adaptarse a los cambios del medio que les rodea.
  • Diversidad de especies: es la acepción comúnmente asociada al concepto de biodiversidad y viene definido por la variedad de especies que se relacionan entre sí dentro de un mismo ecosistema.
  • Diversidad ecosistémica: hace referencia a la variabilidad de ecosistemas que existen en el planeta y que en conjunto forman la biosfera.


Marco normativo

A nivel internacional la importancia de la biodiversidad se reconoció por primera vez en el Convenio de Biodiversidad Biológica (CDB). Este tratado fue firmado por más de 150 países en la Cumbre de la Tierra celebrada en Río de Janeiro en 1992. Años después se aprobó en Nagoya (Japón) el Plan Estratégico de la Diversidad Biológica 2011-2020, marco de acción de diez años para todos los países y las partes firmantes del Convenio para detener la pérdida de la diversidad biológica y asegurar sus beneficios para las personas.

A nivel europeo, los compromisos internacionales se reflejan en la Directivas de Hábitats (92/43/CE) y Directiva de Aves ( 2009/147/CE). Estas dos directivas son el origen de la RED NATURA 2000.

A nivel nacional , en 2007 se publica La Ley 42 del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad. La experiencia adquirida durante los años de aplicación de esta ley puso de manifiesto la necesidad de mejorar ciertos aspectos de su aplicación, por lo que se modificó con este fin, especialmente en lo que se refiere a la gestión de los espacios protegidos. La Ley 33/2015 modifica algunos artículos e incorpora en nuestro ordenamiento jurídico los principales objetivos de la Estrategia de la Unión Europea sobre la biodiversidad hasta 2020.