Estás en: Noticias » El futuro del vehículo eléctrico

El futuro del vehículo eléctrico

01.03.2017
COMPARTIR EN>
La compañía centra sus inversiones en las infraestructuras de recarga eléctrica
Lo que hace unos años era un proyecto, es ahora una realidad: el uso de energías alternativas como sustitutas de combustibles tradicionales para el transporte.
En el caso del coche eléctrico, la "chispa" se encendió en 1894, hace ya más de un siglo, cuando nació el “Electrobat”. Fue el primer vehículo eléctrico con una autonomía de 160 kilómetros. Sin embargo, el avance de los coches impulsados por gasolina, fabricados en serie, prácticamente eliminó el desarrollo de los coches eléctricos durante los siguientes ochenta años.
Desde entonces, el panorama ha cambiado. Estamos “descubriendo” de nuevo las bondades de la electricidad como combustible. Y la esperada revolución del vehículo eléctrico va tomando velocidad de crucero y ya se habla de “electrificación total” del automóvil.
Por los datos que se manejan en el sector, esta revolución verde del automóvil podría derivar en un ahorro energético y unos beneficios medioambientales muy importantes.
Bloomberg New Energy Finance ha publicado recientemente que las ventas de vehículos eléctricos llegarán a 41 millones en 2040, lo que supondrá el 35% de las nuevas ventas de vehículos ligeros.
Desde el punto de vista ambiental, la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA) apunta la incidencia del transporte rodado tanto en la causa de muertes prematuras (en España, cerca de 30.000) y los fenómenos climáticos extremos. El transporte acumula el 23% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero de todo el sector energético.
Y en esta misma línea de trabajo, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) establece en su análisis que el stock de coches eléctricos en el mundo tendrá que experimentar tasas de crecimiento anual por encima del 25% en 2030 y entre el 7% y el 10% entre 2030 y 2050, para alcanzarse los objetivos del Acuerdo de París.
De lo anteriormente expuesto se desprenden argumentos suficientes para afirmar que el coche eléctrico tiene futuro. La clave en la implantación de los vehículos eléctricos será el desarrollo tecnológico de las baterías, el perfeccionamiento de los motores y la disposición de buenas redes de suministro y recarga.
Y es precisamente en las infraestructuras de recarga eléctrica donde EDP España ha enfocado sus inversiones, presentes y futuras. Para la recarga de los vehículos eléctricos, la compañía gestiona nueve puntos en espacios públicos, integrados en su red de distribución: seis en Gijón, dos en Siero y uno en Candás. La compañía también dispone de veinte puntos en sus instalaciones. En este ámbito de la movilidad sostenible, EDP España desarrolla un plan de sustitución de sus vehículos por otros más eficientes, la implantación del “car sharing” y la ampliación y modernización de los puntos de recarga públicos para vehículos eléctricos.
 
Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA): organismo de la Unión Europea cuya misión es proporcionar información sólida e independiente sobre el medio ambiente.
Agencia Internacional de la Energía (AIE): organismo internacional que coordina las políticas energéticas de sus estados miembros.

Categorías

Movilidad sostenible