Estás en: Innovation » News » Década de la Educación para la Sostenibilidad: 2005-2014

Década de la Educación para la Sostenibilidad: 2005-2014

01.02.2015
COMPARTIR EN>
En qué consiste la iniciativa Década de la Educación para la Sostenibilidad y cuáles han sido sus metas.
A escala mundial, son necesarias acciones educativas que transformen los hábitos y sensibilicen a la ciudadanía para avanzar colectivamente hacia una sociedad sostenible comprometida con un consumo responsable. La educación permite comprender los problemas medioambientales en su globalidad, teniendo en cuenta su repercusión a medio y largo plazo, tanto individualmente como para el conjunto del planeta.  


Más de 3.000 millones de personas en países en vías de desarrollo y  casi la mitad de la población mundial vive en zonas rurales. La educación es imprescindible para fomentar el crecimiento sostenible en este medio y, por este motivo, en 2002, durante la II Cumbre de la Tierra, la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) y la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) pusieron en marcha un proyecto de cooperación para mejorar la educación en el área rural. Sólo tres años después, el 1 de enero de 2005, arrancaba la Década de la Educación por la Sostenibilidad promovida por la Naciones Unidas.


El objetivo general de esta iniciativa (que llegó a su fin el pasado 2014) fue crear y llevar a cabo actividades en todos los ámbitos de la educación y aprendizaje para impulsar los avances hacia el desarrollo sostenible, reorientando las políticas educativas para que todos los ciudadanos tuviesen acceso al conocimiento en materia de sostenibilidad, fortaleciendo así los programas y actividades del desarrollo sostenible.


Metas de la Década de la Educación para la Sostenibilidad (2005-2014)


Así, la Década de la Educación para la Sostenibilidad puso de relieve la necesidad de un giro cultural que supusiese el cambio en la sociedad  a favor de un comportamiento más responsable,  incluyendo acciones concretas para favorecer el desarrollo sostenible:


  1. Consumo responsable. Cada ciudadano puede contribuir en su día a día a través de la alimentación, la movilidad sostenible, el uso de productos no contaminantes o la disminución en la generación de residuos o el gasto energético a mitigar el impacto de su estilo de vida en el ecosistema.
  2. Comercio justo. Gracias a la producción y adquisición de productos elaborados según métodos y procesos sostenibles es posible luchar contra la desigualdad social al mismo tiempo que se protege el entorno natural y se disminuye el consumo de recursos del Planeta.

¿Y después de 2015?: Programa de Acción Global (GAP)

Con el mismo objetivo que la Década para la Educación por la Sostenibilidad, el 1 de enero de 2015 se puso en marcha el GAP (Programa de Acción Global, “Global Action Programme”) con el fin de seguir impulsando el compromiso internacional de fomentar la Educación para el Desarrollo Sostenible.

El Programa se manifiesta como altamente necesario, pues el planeta se sigue enfrentando a problemas cada vez más graves como contaminación y degradación de los ecosistemas, cambio climático, agotamiento de recursos, crecimiento incontrolado de la población mundial, pobreza extrema de miles de millones de seres humanos,  conflictos destructivos, pérdida de diversidad biológica y cultural…


Más que nunca es necesario que toda la educación contribuya a la comprensión de los problemas y a fomentar comportamientos favorables para alcanzar la Sostenibilidad, objetivo marcado ya en la Década de la educación para la Sostenibilidad, y recuperado, con más intensidad aún, en este Programa de Acción Global.


Programas de educación en sostenibilidad de EDP España


La sostenibilidad ocupa un lugar destacado dentro de las actividades que realiza EDP en España, especialmente en aquellas zonas donde está presente. De esta manera, la entidad colabora con instituciones académicas del país y lleva a cabo iniciativas educativas como el programa escolar “Viva nuestra energía”, cuyo objetivo es dar a conocer las diferentes fuentes para producir electricidad, explicando a los jóvenes las consecuencias que el consumo energético tiene sobre el medio ambiente con el fin de fomentar un uso responsable de la energía.

Viva nuestra energía


Este programa arrancó en 2011 en Asturias y el País Vasco, a través de convenios de colaboración con el gobierno de ambas autonomías. Un año más tarde, se amplió a Madrid y Murcia, donde participaron más de 50.000 escolares. En 2013, el programa escolar llegó a Cantabria, alcanzando la cifra total de participantes de 110.000 estudiantes.


Bajo el mismo marco educativo, en 2008, EDP España financió la creación de un Aula de Energía en Castejón (Navarra) localidad donde la compañía construyó su primera planta de ciclo combinado. El proyecto fue diseñado para la formación y concienciación de los alumnos sobre el uso responsable de la energía.

Categorías

Dimensión social